En Carolina del Norte, Steven, de 42 años y su hija de 20 fueron detenidos, enfrentando cargos por incesto y adulterio.

Hace 20 años Steven y su esposa dieron a su hija Katie al nacer, y cuando esta tuvo 18 años decidió buscar a sus padres biológicos. Gracias a las redes sociales, los pudo localizar, y se reencontraron en 2016, descubriendo que ella tenía dos hermanos más.

Tan solo unos meses después la pareja se separó por la presencia de la hija, y la esposa dio a conocer a las autoridades que su aún esposo dormía con Katie, y en 2017 se enteró que la joven estaba embarazada.

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.